Cómo cuidar a las petunias. Puntos importantes.

Las petunias es un género de plantas con flores de origen sudamericano, que comprende 23 especies, y se caracterizan por tener unos pétalos con forma de trompeta. Sin duda se trata de una de las grandes protagonistas de la primavera gracias a su gran aporte estético capaz de llenar los balcones de vitalidad y color.

Si eres un apasionado de las petunias… te esperamos en los centros de jardinería afiliados a Grupo Jardín, donde podrás encontrar esta maravillosa planta en diferentes colores, así como cualquier complemento o accesorio.

Cuidados básicos de las petunias

¿Cómo se cuidan las petunias? No requiere de muchos esfuerzos, pero si es importante seguir una serie de recomendaciones. Así que si quieres que tu planta crezca sin problemas y florezca de maravilla, échale un vistazo a los puntos siguientes:

  • Frecuencia de riego

Las petunias precisan de agua abundante, sobre todo durante los meses más cálidos, cuando la frecuencia de riego puede llegar a ser diaria. Les encanta el agua. Pero cuidado… debemos evitar los encharcamientos y también intentar no mojar sus delicados pétalos.

  • Clima recomendado

Se trata de una planta que no tolera bien las bajas temperaturas ni las heladas. Además, las lluvias tampoco le sientan nada bien, ya que el impacto directo de las gotas de lluvia sobre la flor, puede deteriorar sus pétalos. Una de las mejores opciones es ubicar la planta en un lugar donde reciba luz natural, pero a su vez, que también esté protegida de los factores climáticos adversos.

  • Tipos de suelo

Las petunias son planas que se encuentran cómodas en suelos niveles altos de nutrientes.  Durante los meses más cálidos, para un perfecto crecimiento, se aconseja abonar cada dos semanas.

  • Poda

Es necesario limpiar las flores y hojas que se hayan marchitado o estropeado, ya que estas quitan luz a las plantas. Además, si queremos potenciar y controlar el crecimiento de la petunia, también se recomienda realizar una poda anual durante la primera etapa de floración.

En resumen, para tener un cuidado perfecto, la petunia requiere de un riego abundante, pero es importante evitar los encharcamientos. Por otro lado, cuando bajan las temperaturas debemos tener un especial cuidado, ya que no sufren mucho con el frío. Además, si queremos que florezcan con fuerza, se recomiendan substratos altos en nutrientes.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *