Cómo elegir la maceta ideal para mi planta

Para elegir la maceta ideal hay que tener en cuenta una serie de condicionantes, no solo la tipología de la planta, sino también otros factores importantes como el tamaño que tiene y el que alcanzará en edad adulta, los cuidados o tratamientos que necesita, la resistencia y un largo etcétera.

A continuación, les compartimos unos consejos:

  • La tipología de la planta:

Es el primer punto a tener en cuenta ¿Qué planta vamos a poner en la maceta? La maceta que vayamos a escoger debe tener un tamaño adecuado y proporcional según la etapa de crecimiento de la planta. Si utilizamos una maceta grande para una planta de pequeñas dimensiones, nos arriesgamos a qué, al regalarla habitualmente, se produzca un exceso de humedad que acabe pudriendo a la planta.

  • La colocación de la maceta:

La ubicación de la maceta es otro de los factores importantes a tener en cuenta. ¿Situaremos la maceta en el interior del hogar o en el exterior? ¿Va a recibir una gran cantidad de luz? ¿Va a estar expuesta al viento o a la lluvia?

Otra de las cosas a las que deberéis prestar atención es el lugar elegido para colocarla: si las colocaréis en el interior de la casa, en el exterior, si va a recibir sol directo en algún momento, si está expuesta a lluvias o a vientos, etc. Pero no solo eso, ya que no es lo mismo escoger una maceta para colocar dentro de casa, que por lo general convienen que sean de suelo y de tamaños algo más reducidos, que optar por ponerlas en el jardín o terraza, que pueden ser colgantes, de parterre, suelo, etc.

También debéis tener en cuenta si vais a poner solo una planta o más de una, ya que cuando a veces se ponen muchas, estas pueden acabar apretadas. Por eso será conveniente saber qué maceta elegís y si la planta en sí crecerá mucho.

Además, tenéis que pensar en la decoración de vuestra casa, ver si el color, el estilo y la forma concuerdan con el conjunto del hogar y sobre todo si la maceta es adecuada estéticamente para esa planta.

Tipos de macetas

  • Macetas de barro:

Son el tipo de macetas más comunes, y además son muy baratas. Una de sus desventajas es su peso considerable y su poca adaptación a los cambios climáticos, ya que son propensos a romperse con las heladas y a secarse con las altas temperaturas.  A pesar de todo, son un tipo de macetas convenientes para utilizar con plantas resistentes y de gran tamaño.

    • Maceta de plástico y resina:

Actualmente son una toda una tendencia y cada vez están más aceptadas dentro del mercado. Una de sus grandes ventajas es el precio, ya que si las comparamos con otra tipología de macetas, podremos observar que son mucho más económicas. Además, el material es mucho más liviano y resistente, y también más fácil de limpiar.

Podemos encontrar una gran variedad de formas y colores, e incluso aquellos que imitan a otros materiales. El único problema es que, si las macetas de plástico o resina se exponen demasiado al sol, pueden llegar a decolorarse.  Es por eso que no son muy recomendables para plantas grandes, pero si pueden ser óptimas para utilizar en plantas pequeñas de interior.

  • Macetas de terracota:

De una tipología parecida a las macetas de barro, pero con una vertiente mucho más estética y ornamental. Pero también debemos tener en cuenta de que se trata de un material frágil que puede romperse fácilmente y que no tolera bien los cambios bruscos de temperatura.

  • Macetas de madera:

Este tipo de macetas ofrecen una estética más natural y rústica. En general pesan menos que las macetas de barro, pero también es cierto que requieren de un mayor cuidado para evitar su deterioro.

  • Macetas de piedra:

Si duda, las macetas de piedra son el mejor modelo, no solo por su valor estético, sino porque también ofrecen una mayor durabilidad y mayores cualidades decorativas.

Pero también hay que tener en cuenta los aspectos negativos: su peso es elevado y además son más caras. A pesar de todo son ideales para las plantas de gran tamaño y en exteriores.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *