MIRAT Fertilizantes es una empresa familiar que pertenece al grupo empresarial MIRAT, cuyos orígenes se remontan a 1812, cuando Gregorio Mirat instala una fábrica de almidones en Salamanca. Posteriormente se emprenden diversas líneas de negocio relacionadas con los fertilizantes, hasta que en 1963 se inicia la producción de abonos complejos granulados, siendo el primer productor español de este tipo de abonos.

 

La actividad principal de la empresa es la fabricación de abonos sólidos complejos, nitrogenados mixtos, de liberación lenta y de aplicación única, y la comercialización de todo tipo de fertilizantes, fundamentalmente en el oeste y centro peninsular de España, con una presencia significativa en Portugal.

 

MIRAT Fertilizantes, mediante otras compañías filiales o participadas, está presente en otras actividades complementarias, como producción, distribución y aplicación de fertilizantes líquidos, fabricación de superfosfato y venta de semillas y fitosanitarios.